jueves, 10 de febrero de 2011

El párrafo

CENTRO DE BACHILLERATO TECNOLÓGICO, INDUSTRIAL Y DE SERVICIOS No. 76
LECTURA, EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA II
CICLO ESCOLAR FEBRERO-JULIO 2011
L.A.E.T. MIRIAM FABIOLA ORTIZ ESPINOSA

CÁPSULA INFORMATIVA “ EL PÁRRAFO”

El lenguaje escrito es más complicado. Nuestra redacción requiere mayor formalidad y no podemos auxiliarnos de otros apoyos (lenguaje kinésico y proxémico) como en el caso del lenguaje oral.

El lenguaje escrito nos exige pensar, ordenar los pensamientos –usar la lógica-, y escribir, ordenar las palabras por escrito –usar la gramática (“Redactar es ordenar”, dice Martín Vivaldi). Las palabras aisladas únicamente nos remiten al objeto que quieren significar; las oraciones ya nos dicen algo sobre ese objeto, que entonces se convierte en sujeto del enunciado.

Llamamos frase a la palabra o conjunto de palabras mediante las cuales se expresa una idea, sin llegar a emitir un juicio sobre el objeto o sujeto mencionado. Ejemplo: los peces en el río. Ésta es una frase que nos transmite una idea: se está hablando sobre los peces que están en el río; sin embargo, la frase no nos dice nada sobre ellos: si son muchos o pocos, si son grandes o pequeños, si son bonitos o no, etc.

En cambio, una oración es una palabra o conjunto de palabras mediante las cuales se expresa un juicio sobre su objeto o sujeto. Ejemplo: los peces en el río juguetean alegremente bajo los rayos del sol. Ahora sí se afirma algo sobre los peces que están en el río. Las oraciones tienen necesariamente un sujeto sobre el que se afirma algo, y un predicado, que es ese algo que se afirma del sujeto.

Tanto a las frases como a las oraciones se les puede denominar enunciados, ya que por tal entendemos la expresión breve y sencilla de una idea. Periodo es el conjunto de enunciados gramaticalmente enlazados y con sentido completo. Ejemplo: El trabajo y la constancia son cualidades que permiten al hombre conseguir lo que se propone, pues así puede salvar los obstáculos.

Al reunir varias frases u oraciones como parte del desarrollo de un escrito que está separada por punto y aparte, da como resultado un párrafo. Ejemplo: Yo vivo en esta casa. Yo no nací aquí, sino en la ciudad de México. Cuando tenía cinco años, nos cambiamos a esta ciudad. Así que llevo doce años viviendo en esta casa.

Mientras que una oración nos dice algo sobre un sujeto, un párrafo o conjunto de oraciones nos presenta una visión más completa sobre el tema que estamos tratando. Debido a esto, se puede afirmar que el párrafo es la unidad básica de todo escrito, o sea, es una unidad lógica, lingüística y contextual, por medio de la cual se expresan pensamientos o sentimientos.

La relación lógica de los enunciados es importante en un escrito. Es necesario enlazarlos de acuerdo con el grado de relación que existe entre ellos: mayor grado de relación, mayor cercanía. El enlace debe guardar correspondencia con el vínculo semántico. Ejemplo:
1. Los pueblos sufren siempre los errores de los gobernantes; por sus deficiencias la gente ha padecido, el pasado lo confirma.
2. Los pueblos sufren siempre los errores de los gobernantes; ellos padecen las deficiencias, el pasado lo confirma.
3. Los errores de los gobernantes causan sufrimientos a los pueblos; éstos padecen esas deficiencias, el pasado lo confirma.
Los textos 1 y 3 tienen más coherencia porque las palabras cercanas al punto y coma tienen mayor relación. En el número 2 no existe ese mismo grado de relación, la palabra ellos se refiere a los pueblos, pero la cercanía lo asocia también a los gobernantes, creando, por lo tanto, ambigüedad.

CARACTERÍSTICAS DEL PÁRRAFO
Desde el punto de vista formal:
* Lleva letra mayúscula al principio del renglón.
* Está constituido por frases u oraciones que tienen unidad y coherencia.
* Empieza con una sangría (a partir del segundo párrafo del escrito). Cabe aclarar que los escritos modernos no inician con sangría, aunque sí manejan doble espacio después del párrafo anterior.
* Termina con punto y aparte.

Desde el punto de vista del contenido:
* En primer lugar, un párrafo se caracteriza porque ofrece una unidad de pensamiento, ya que las diversas oraciones o frases que lo conforman tratan sobre el mismo tema. Mientras se siga escribiendo del mismo tema, no debe terminar el párrafo, es decir, no se debe poner un punto y aparte.
Sobre un mismo tema se pueden decir diversas ideas. Cada una de estas ideas va expresada en una frase u oración diferente, al final de la cual se pone un punto.
* Siempre tienen una idea o enunciado principal. Cuando haces un resumen de un texto, es importante saber destacar cuál es la idea principal de cada párrafo, porque es esa idea la que vas a anotar en el resumen.
* Ese enunciado principal es complementado, apoyado o enriquecido por uno o varios enunciados u oraciones secundarias. A través de estos enunciados secundarios, se ofrece al lector información complementaria o de apoyo a la idea principal del párrafo.

CUALIDADES DEL PÁRRAFO
Redactar es escribir claro, íntegro, breve y original. Por ello, al redactar un párrafo se deben de tomar en cuenta ciertas cualidades que ayudaran a la presentación clara y precisa del mensaje. Así, tenemos la unidad de sentido y la coherencia.

Unidad: La unidad determina el criterio de redacción de un párrafo. Todas las oraciones de un párrafo deben de estar relacionadas con la oración principal para que pueda decirse que hay unidad. Es decir que, todas las ideas que lo integran deben tratar sobre un mismo tema o asunto.

Coherencia: La coherencia consiste en seguir el orden lógico de las ideas que conforman el párrafo. Es decir, todas las oraciones se suceden en un orden lógico y natural; ayudando a mantener a través de todo el párrafo, la idea principal.

ESTRUCTURA DEL PÁRRAFO
En la redacción de párrafos, la coherencia se pone de relieve utilizando elementos de enlace y de transición. Estos elementos agilizan y facilitan la expresión de las ideas. Se usan diferentes clases de nexos que ayudaran a presentar un mensaje claro y coherente. Estos son: proposiciones, conjunciones, pronombres relativos y adverbios.

En un párrafo puede haber dos o más oraciones (integradas por sujetos y verbos), las cuales tienen que ir ligadas o relacionadas de alguna manera entre sí. Por ello, un elemento esencial en todo párrafo son los nexos, que son las conjunciones y las preposiciones, las cuales son utilizadas como elementos de conexión entre una idea y otra, entre una frase y otra, entre una oración y otra (Marcadores textuales o Mecanismos de coherencia).

Para comprender un párrafo es importante detectar los sujetos, los verbos y los nexos que contenga:
* Al detectar los sujetos, nos percatamos de las personas o cosas sobre las que se está diciendo algo.
* Al detectar los verbos, podemos comprender lo que se quiere decir sobre esas personas o cosas.
* Al detectar los nexos, podemos comprender la relación que existe entre las diversas partes de una frase o de una oración, o la relación que existe entre las diversas oraciones que integran el párrafo.

Las oraciones en un párrafo (desde el punto de vista semántico), son:
1) La oración principal (temática), la cual proporciona el contenido del párrafo y enuncia el pensamiento que se va a desarrollar. La oración o idea principal se puede encontrar al principio, en medio o al final del párrafo.
2) Las oraciones o ideas secundarias (o complementarias) se encuentran ligadas a la oración o idea principal (dependen de ella) y ayudan a matizar el pensamiento que se va a desarrollar.
Para hallar la idea principal (general) de un párrafo hay que responder las preguntas:
¿Qué pasó?
¿De qué o quién (es) se habla?
¿Qué se dice de ello?

Sin embargo, cabe mencionar que estas preguntas sólo son aplicables a párrafos aislados y no siempre ayudan a conocer la idea central del párrafo, sobre todo cuando éste forma parte de un conjunto de ellos que contribuyen al desarrollo total de una idea.
Las ideas secundarias responden preguntas como:
¿Cuándo?
¿Dónde?
¿Cómo?
¿Por qué?... las cuales pueden ayudarnos a localizar la idea general cuando ésta no es muy clara.


TIPOS DE PÁRRAFO
Los párrafos de introducción se encuentran siempre al inicio de un libro, de un capítulo, de un artículo o de un apartado. Como su nombre lo indica, estos párrafos sirven para introducir al lector al tema que tratará a continuación. Constituyen una especie de resumen que se presenta antes de desarrollar el tema con mayor detalle.

La utilidad de estos párrafos es doble:
* Por un lado, le presentan al lector una especie de mapa conceptual, al indicarle los puntos que se tratarán a continuación y la manera como éstos se encuentran enlazados entre sí. De esta manera, el lector se va preparando mentalmente para comprender mejor y más a fondo las ideas que se presentarán a continuación.
* Pero, además, sirven para que el lector se dé una idea de lo que se va a tratar ese libro, artículo, capítulo o apartado, y decida si le interesa o no, si le va a ser útil o no para los fines que pretende.

Gracias a esta segunda característica de los párrafos introductorios, uno puede decidir, por ejemplo, si compra el libro o no, si lo saca de la biblioteca o, si le es útil para la investigación que está realizando. Ejemplos:

He aquí una copiosa colección de cuentos pertenecientes a todas las épocas y a todos los países. Son muchos los centenares reunidos, y eso no obstante, forman sólo una muy breve antología. (Ramón Menéndez Pidal, Antología de Cuentos de la literatura universal.)

El presente artículo tiene como objetivo presentar cómo surgió la concepción de aprendizaje grupal en el Centro de Investigaciones y Servicios Educativos (CISE), lo que implicó un trabajo de investigación que permitió esclarecer un proceso de búsqueda teórica y metodológica que lo fundamentara. (Edith Chehaybay y Kuri, Elementos para una fundamentación teórico-práctica del proceso de aprendizaje grupal.)


Los párrafos conceptuales se utilizan para definir un término o un concepto que se utilizará más adelante, a lo largo del capítulo, artículo o libro. Sin estas definiciones conceptuales, el lector no entendería las ideas del autor; por eso, son imprescindibles en los escritos de tipo técnico y científico y, en general, en todo escrito en el que se presenten términos o conceptos que no son de uso común y ordinario.

Existen algunos textos que son tan técnicos y tan complicados, que traen un capítulo especial dedicado a la definición de términos, al que llaman glosario. En otros textos, no tan complicados, estas definiciones se van dando sobre la marcha, conforme se van requiriendo para la lectura del material. A los párrafos en los cuales se presentan estas definiciones, se les denomina, por lo tanto, párrafos conceptuales. Ejemplos:

La estilística consagrada a la enseñanza de un arte o una ciencia se llama didáctica. Ha de ser clara y metódica, pasando de lo elemental a lo difícil de manera gradual. (Martín Alonso, Ciencia del lenguaje y arte del estilo.)

Membrete: palabra derivada del antiguo membrar = “recordar”, en nuestro idioma significa “anotación provisional en que se pone sólo lo sustancial y preciso”. Además, indica el “nombre o título de una persona o corporación puesto al final del escrito que se dirige”, y también en el uso común moderno se llama datos del destinatario. (Hilda Basurto, Curso de redacción dinámica.)

Así como el adjetivo es la parte de la oración que modifica al sustantivo, el adverbio es la parte de la oración que modifica al verbo. Ésta es la función principal del adverbio, aunque puede también modificar al adjetivo y a otro adverbio. (La fuerza de las palabras.)

Lengua es un sistema concreto de intercambio intelectual humano, obra de un grupo social, que tiene como base de su comunidad la cultura y no la sangre. Cuando las razas consiguen una comunidad de cultura, forman una comunidad lingüística. (Martín Alonso, Ciencia del lenguaje y arte del estilo.)


Los párrafos explicativos o de narración: Con este tipo de párrafo, el redactor espera interesar al lector con una buena explicación, punto de vista o historieta; mientras ilustra al mismo tiempo claramente una idea en particular. La narración sirve para explicar, opinar sobre experiencias personales o elegir el objeto, idea o acción que se prefiere: como las que ocurren cotidianamente; como por ejemplo, por qué perdiste el ómnibus, por qué estás tarde para tu reunión, el hábitat o comportamiento de los animales, la relación entre la contaminación por bacterias y los alimentos enlatados, la elección de un tipo de música, etc., narrando lo que ocurrió, por qué ocurrió, a qué hora, dónde ocurrió, etc.

Sirven para explicar o desarrollar más ampliamente el tema que se está presentando. A diferencia de los párrafos conceptuales (que suelen ser relativamente cortos), los párrafos explicativos suelen ser relativamente extensos y abundantes, dependiendo de la complejidad del tema o del concepto que se esté explicando.

En los textos técnicos o científicos, es común encontrar primero un párrafo conceptual (con la definición de algún término) y luego varios párrafos de carácter explicativo, en los cuales se desglosa más detalladamente ese concepto, así como sus implicaciones y aplicaciones a diferentes campos.

En los textos periodísticos y en los literarios, los párrafos explicativos no se utilizan para explicar los términos técnicos o científicos, sino la historia, la situación, la noticia que se esté presentando a los lectores. Ejemplos:

La historia de las bibliotecas es larga e interesante. Se remonta mucho más allá de la invención de la imprenta y de la aparición de los libros tal y como se le conoce hoy.
Hay eruditos que opinan que se puede suponer la existencia de bibliotecas desde hace unos 5,000 años, si bien la primera de que hay noticia cierta es la de Babilonia, que debió existir unos 2,000 años antes de Cristo. (Nueva enciclopedia temática.)

Mi tío, por desgracia, no gozaba de una gran facilidad de palabra más que en la intimidad, por lo tanto, cuando debía hablar en público se le presentaban serios problemas. Era frecuente observar cómo en sus explicaciones en el Johannaeum, se quedaba cortado con frecuencia; luchando contra una palabra recalcitrante que no quería salir de sus labios, uno de esos vocablos que se resisten, se hinchan y acaban por hacer acto de presencia bajo forma poco científica. Y esto era su gran cólera . En su defensa diré que existen en mineralogía muchas denominaciones de origen griego o latino, difíciles de pronunciar. Apelativos cultos que desollarían los labios de un poeta. Así, pues, cuando uno se encuentra en presencia de cristalizaciones romboédricas, de resinas retinasfálticas, de gelenitas, de fangasitas, de molibdatos de plomo, de tungstanatos de magnesio y de titaniatos de circonio, es muy posible que la lengua se niegue en redondo a su perfecta pronunciación. (Julio Verne, Viaje al centro de la tierra.)

Los párrafos de transición son los que indican que el autor va a dejar de tratar un tema, para empezar a explicar otro diferente. La palabra transición proviene del sustantivo tránsito, que significa paso, pasar de una parte a otra; así, en los párrafos de transición se explica la relación que el nuevo tema tiene con el anterior.

Esta relación puede ser causal (lo anterior se debe a que…), consecuencial (a partir de lo anterior, se puede deducir que…) o simplemente adicional (además de lo anterior, es necesario explicar que…).

Te das cuenta que un párrafo es de transición, porque utiliza expresiones como las siguientes: en consecuencia, por lo tanto, no obstante, a pesar de lo anterior, además de esto, ya que, ahora bien, por consiguiente, por último, a continuación, etcétera. (Ver Marcadores Textuales.) Ejemplos:

Existen otras formas de representación más o menos semejantes a los mapas conceptuales. Aludiremos brevemente a algunas de ellas. (Atkinson y Shifhio, El mapa conceptual como técnica cognitiva y su proceso de elaboración.)

Por otro lado, varias teorías modernas acuden a solucionar las preguntas sobre el fenómeno histórico del lenguaje y su evolución. Son las que explicamos a continuación. (Martín Alonso, Ciencia del lenguaje y arte del estilo.)

A continuación, vamos a ver cómo se cumple cada uno de los cinco pasos en los ejemplos anteriores. (Pedro Olea Franco, Manual de técnicas de investigación documental.)


Los párrafos de enumeración y de clasificación sirven para organizar la información en un texto permitiendo presentar una serie de informaciones relacionadas entre sí. Por otro lado, el propósito de un párrafo de división es tener un objeto o idea y dividirlo en sus partes componentes. Así, se puede referir a un auto como objeto del cual se mencionan sus partes componentes (motor, transmisión, pedales de frenos, llantas, cinturones de seguridad, y otros).

La estructura de estos tipos de párrafos está compuesta por una frase organizadora que ayuda al lector indicándole la organización del texto. Esta frase puede ir antepuesta o pospuesta a un inventario de propiedades que se refieren a un mismo objeto, idea o hecho.

Se suelen distinguir tres tipos frases organizadoras:
1. Frase recuento: en ella se dice el número de elementos que citarán a continuación o que le anteceden.
2. Frase síntesis: En este tipo de frases se anticipan los elementos del inventario, presentando cada uno de ellos brevemente.
3. Frase encuadramiento: Resume sin precisar el número de elementos que se presentarán a continuación.

Para relacionar entre sí los elementos del inventario, además de ordenarlos con un criterio determinado, se pueden utilizar conectores que indiquen orden, distribución, adición, etc.

Algunos de los marcadores textuales utilizados frecuentemente son: puede dividirse en, pertenece a, se divide en, una parte de ellos son, encaja dentro de, está agrupado con, está relacionado a, está asociado con, se clasifica en… Ejemplo:

Aunque son complejos y de varias clases, todos los valores coinciden en que tienen como fin último mejorar la calidad de nuestra vida. La clasificación más extendida es la siguiente:
- Valores biológicos: Traen como consecuencia la salud y el vigor, y se cultivan mediante la educación física e higiénica.
- Valores sensibles: Conducen al placer, la alegría, la felicidad, el deleite, y el esparcimiento (solaz).
- Valores económicos: Proporcionan todo lo que nos es útil; son valores de uso y de cambio.
- Valores estéticos: Nos muestran la belleza en todas sus formas: gracia, majestad, elegancia…
- Valores intelectuales: Nos hacen apreciar la verdad y el conocimiento.
- Valores religiosos: Nos permiten alcanzar la dimensión de lo sagrado: santidad, piedad.
- Valores morales: Su práctica nos acerca a la bondad, la justicia, la libertad, la honestidad, la tolerancia, la responsabilidad, la solidaridad, el agradecimiento, la lealtad, el amor, la amistad y la paz, entre otros


Por último, los párrafos de conclusión, como su nombre lo indica, son los que utiliza el autor para cerrar un tema o apartado. Por lo mismo, estos párrafos se encontrarán al final de un libro, capítulo, artículo, tema o apartado. Es relativamente fácil detectar estos párrafos, porque empiezan con expresiones como las siguientes: en conclusión, en síntesis, de todo lo anterior podemos concluir que…, por consiguiente, así pues, y otras semejantes (ver Marcadores textuales). A veces, el capítulo, artículo o libro trae un apartado especial titulado conclusión o conclusiones. Ejemplos:

A modo de breve conclusión, me gustaría expresar algunas reflexiones que pueden ser útiles. En primer lugar, la dinámica de clase que se crea cuando se ha adoptado esta pauta didáctica, está en sintonía con lo que diversos autores describen como fruto de sus trabajos, a saber, que el trabajo cooperativo supera en rendimiento a las modalidades de trabajo competitivo e individualizado… (Joan Rué, El trabajo cooperativo por grupos.)

Así pues, tanto para guiar un automóvil como para expresarse con propiedad, resulta indispensable el estudio de las normas esenciales. El reglamento de nuestro idioma está ahora en sus manos. Sólo le pedimos un poco de paciencia y… ¡adelante! (La fuerza de las palabras.)

En resumen, podemos concluir que un párrafo esta compuesto por una oración principal y varias oraciones importantes. La oración principal o temática que es la que sintetiza al párrafo, o sea, extrae la idea general acerca del tema que estamos desarrollando.



Es importante señalar que existen otros tipos o clases de párrafos:
o De comparación: Indica las semejantes y diferencias entre dos o mas objetos, situaciones, ideas o personas.
o De enunciado solución de un problema: Emplea la forma de plantear y resolver problemas para desarrollar un tema dado.
o De causa-efecto: Presenta un acontecimiento o situación seguidos por las razones que los han causado.
o Párrafo de Descripción: En este tipo de párrafo se proporciona información detallada como una “fotografía en palabras” de una persona específica, un lugar en especial, o la apariencia de un objeto en particular.
o Párrafo de Secuencia o Proceso: En este tipo de párrafos se describe una serie de eventos o un proceso en algún tipo de orden. Generalmente, este orden se basa en el tiempo de ejecución. Aquí, el redactor trata de proporcionar una guía o instrucciones claras y precisas a seguir paso a paso. Cada paso o parte de las instrucciones debe discutirse en el mismo orden en el que ocurren en el proceso.
o Párrafo de Evaluación: En este tipo de párrafo se elaboran juicios acerca de la gente, las ideas, y las acciones posibles. Se requiere hacer la evaluación o recomendación en base a ciertos criterios que el redactor desarrolla, sustentando cada uno de los criterios de referencia.
Y otros…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada