sábado, 15 de febrero de 2014

EL ENSAYO

Cuando un escritor desea expresar su opinión personal sobre un hecho, una persona, una idea o una obra, crea un ensayo, que se escribe en prosa y su extensión puede variar.
     El ENSAYO consiste en una exposición, por lo común breve, de teorías o comentarios personales sobre cualquier tema. Su producción implica estar bien informado del tema, tener ideas precisas y expresarlas con claridad.
     No se desea con el ensayo decir la última  palabra sobre algún asunto ni llevar a cabo la exposición científica de una cuestión, sino ofrecer la simple opinión personal, inteligente y sugestiva. Tácitamente, el autor de un ensayo acepta que su criterio no aporta soluciones definitivas.
     El ensayo constituye un género literario especial.  En él se da cita la belleza y la profundidad. Hay ensayos tan objetivos como una obra científica, y otros tan subjetivos como un poema lírico, pero escrito en prosa.
     El ensayo es producto del análisis, del examen, del razonamiento. No es una narración, no tiene algo que contar, pero sí mucho para hacer pensar.  Cuando a un estudiante se le encarga que haga la exposición de un tema en forma de ensayo, lo que se le pide es que reflexione por escrito, haciendo patentes sus conocimientos, con un sentido o enfoque personal.
    El ENSAYO se caracteriza por la profundidad con la que desarrolla  el tema y por el empleo de la lengua literaria; pero puede también adoptar un tono polémico “que inquiete los espíritus, remueva lo establecido... a veces cortésmente irónico”.
     José Luis Martínez, uno de los más grandes ensayistas mexicanos, ofrece la siguiente clasificación del ensayo: Ensayo como género de creación literaria; ensayo breve-poemático; ensayo de fantasía, ingenio y divagación; ensayo-discurso u oración (doctrinario); ensayo interpretativo; ensayo teórico; ensayo de crítica literaria; ensayo expositivo; ensayo-crónica o memorias; ensayo breve periodístico. Cabe aclarar que también existen otras clasificaciones que incluyen el ensayo científico, el ensayo académico, el ensayo histórico, entre otros.
     Destacados ensayistas mexicanos son también: José Vasconcelos, Alfonso Reyes, Antonio Caso y Jaime Torres Bodet.
                                               CÓMO SE HACE UN ENSAYO

1.- Lo primero que hay que hacer es sugerir y elegir un tema de interés particular.
2.- Una vez elegido  el tema se deberá:
·        Recopilar la información necesaria.
·        Hacer una lista con las ideas que quieres expresar.
·        Estructurar las ideas.
ESTRUCTURA DE UN ENSAYO:
     * Portada.- Indicar que se trata de un ENSAYO, nombre del ensayo, exponente y fecha.
     * Introducción/ presentación.- Párrafo o párrafos que tratan de involucrar al lector. Se puede comenzar con anécdotas, relatos breves o diálogos que atraigan la atención (llamado también  “gancho”); dejan entrever el trabajo de investigación realizado, pues debe indicarse en este apartado la hipótesis o tesis a tratar.
          * Desarrollo.- En esta parte, el autor expone su opinión personal fundamentada con gran libertad del tema que lo ocupa.  Su objetivo es hacer reflexionar al lector.
          * Conclusión.- Párrafo o párrafos que emplea el autor para cerrar su ensayo, de manera impactante.

         NOTA: En el ensayo actual no se subtitulan los apartados.
     *  Listado de Referencias.- Fuentes de información utilizadas a través de citas textuales o paráfrasis.
         NOTA: Se puede incluir, además, el índice o contenido.
                                                                                                                                                                                                          
    Cabe mencionar que se debe escribir el ensayo desarrollando cada parte de la estructura, cuidando  la forma de la expresión (el estilo), y remarcar con mucha claridad el propio punto de vista de quien escribe.

CARACTERÍSTICAS DEL ENSAYO:
ü Se escribe en prosa y el autor cuida no únicamente la claridad al expresar sus ideas (fondo o contenido), sino la forma.
ü Trata de provocar una sola impresión y tiene sentido de unidad; es decir, que se concreta a un tema y puede verlo desde muchos ángulos, pero sin salirse de él.
ü Tiene ideas profundas expresadas de manera impecable.
ü Contiene una fuerte dosis de interpretación personal del tema estudiado.
ü Puede abarcar todos los campos del pensamiento y la cultura.
ü Pueden tratar una gran variedad de temas con toda libertad.


Michael de Montaigne (1533-1592), hombre reflexivo y poseedor de una enorme cultura, creó el ensayo en el siglo XVI al escoger este término para designar sus escritos publicados en 1580, en Burdeos, Francia.


domingo, 2 de febrero de 2014